¡Lo más vendido!

Promociones especiales

  • Tomillo
    Tomillo

    La infusión de tomillo es ideal para...

    1,90 € -50% 3,80 €

Proveedores

No hay proveedores

Blog Últimos comentarios

Todavía no hay comentarios.

Buscar en el Blog

Eventos

3er Módulo Curso Barista: Latte Art

3er Módulo Curso Barista: Latte Art Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 30, 2018  A  noviembre 30, 2018
2º Módulo Curso Barista: Todo sobre el espresso

2º Módulo Curso Barista: Todo sobre el espresso Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 29, 2018  A  noviembre 29, 2018
#ArabayAcademy
Curso completo Baristas

Curso completo Baristas Arabay Academy, de Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 28, 2018  A  noviembre 30, 2018
#ArabayAcademy
1er Módulo Curso Barista: Café verde & Brew

1er Módulo Curso Barista: Café verde & Brew Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 28, 2018  A  noviembre 28, 2018
#ArabayAcademy
Taller Brew o café en filtro

Taller Brew o café en filtro Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 27, 2018  A  noviembre 27, 2018
#ArabayAcademy
Cata de Café

Cata de café Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 20, 2018  A  noviembre 20, 2018
#ArabayAcademy
Taller Brew o café en filtro

Taller Brew o café en filtro Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 13, 2018  A  noviembre 13, 2018
#ArabayAcademy
Cata de Café

Cata de café Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 6, 2018  A  noviembre 6, 2018
#ArabayAcademy
Taller Brew o café en filtro

Taller Brew o café en filtro Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 30, 2018  A  octubre 30, 2018
#ArabayAcademy
Cata de Café

Cata de café Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 23, 2018  A  octubre 23, 2018
#ArabayAcademy
Con leche, por favor

Con leche, por favor

 (0)    0

  Novedades

Quién hubiera dicho que hace 334 años una de las combinaciones más consumidas o pedidas de nuestra sociedad sería la de un café combinado o mezclado con leche o crema de leche. 

Pues sí, en 1683 abrió sus puertas el primer café o cafetería vienesa improvisando y descubriendo una de las bebidas más conocidas del mundo: un verdadero café vienés o café con leche. 

El joven y emprendedor polaco Kolschitzky aceptó una recompensa por haber ganado una batalla contra los turcos, la que todos rechazaban, de 500 sacos de fruto de café que él ya sabía porque servían o que podía hacer con este cargamento.

En la calle del Duomo abrió un negocio donde servía la infusión de café; en poco tiempo se dio cuenta de que quería tener más clientela y viendo que mucha gente se quejaba de la potencia y amargura de aquel café "turco", pensó añadir crema de leche y endulzarlo con miel, y además, decantar la molesta borra (el café molido), que quedaba en el fondo de la taza. 

Aquel negocio innovador en poco tiempo se llenó de gloria y además no conformista, el propietario encargó a un panadero de la zona, para tener a su clientela contenta, unos bollos en forma de media luna que hoy en día un poco más evolucionados o mejor dicho modificados las seguimos consumiendo bajo el nombre de "croissants". 

Es curioso que lo que comenzó como un negocio para dar salida a un producto extra, hoy en día sea el establecimiento más explotado por número de habitantes; nuestras islas, con 1 café por cada 130 personas, es una de las comunidades con más cafeterías de la Unión Europea, sólo supera la media pequeñas poblaciones turísticas con bar por cada 25 personas, contando los negocios de temporada. 

El café con leche se puede preparar de muchas maneras, pero recomendado a la mallorquina, con vaso de vidrio o de cerveza con una cantidad de entre 200 y 250 ml.

Un buen "latte" llamado en el mundo barista se hace de la siguiente manera:

Ingredientes:

Café espresso, aunque también podría ser de filtro, y leche fresca. 

Preparamos un café en una taza de unos 200 ml. algo calentada, vaporizando unos 150 ml de leche fresca sin conseguir demasiada crema como en el capuchino y sin sobrepasar los 62 grados de temperatura, porque es cuando es más dulce, y lo mezclamos. 

En un café vienés simplemente cambiaríamos la leche fresca vaporizada o calentada por nata y podríamos decorarlo con alguna salsa o con chocolate con polvo. 

·

Amb llet per favor.

Qui ho hagués dit fa 334 anys que una de les combinacions més consumides o demanades de la nostra societat seria la d'un cafè combinat o mesclat amb llet o crema de llet. Idò si, l'any 1683 va obrir les portes el primer cafè o cafeteria vienesa improvisant i descobrint una de les begudes més conegudes del món, un vertader cafè vienès o cafè amb llet.

El jove i emprenedor polonès Kolschitzky va acceptar una recompensa, per haver guanyat una batalla contra els turcs, la qual tothom rebutjava, de 500 sacs de fruit de cafè que ell ja sabia perquè servien o que podia fer amb aquest carregament . En el carrer del Duomo obrí un negoci on servia la infusió de cafè, en poc temps es va adonar que volia tenir més clientela i veient que molta gent es queixava de la potència i amargor d'aquell cafè "turc" va pensar afegir-hi crema de llet i endolcir-lo amb mel, i a més, decantar la molesta borra (el cafè mòlt), que quedava al fons de la tassa.

Aquell negoci novador en poc temps es va omplir de glòria i a més a més no conformista el propietari va encarregar a un forner de la zona, per tenir a la seva clientela contenta, uns panellets en forma de mitja lluna que avui en dia una mica més evolucionats o millor dit modificats les seguim consumint sota el nom de "croissants".

És curiós que el que va començar com un negoci per donar sortida a un producte extra, avui en dia sigui l'establiment més explotat per nombre d'habitants, les nostres illes, amb 1 cafè per cada 130 persones, és una de les comunitats amb més cafeteries de la unió europea, sols supera la mitja petites poblacions turístiques amb bar per cada 25 persones contant els negocis de temporada.

El cafè amb llet es pot preparar de moltes maneres, però recomanat a la mallorquina, amb tassó de vidre o de cervesa amb una quantitat d'entre 200 i 250 ml. Un bon "latte" anomenat en el món barista es fa amb:

Ingredients:

Cafè espresso encara que també podria ser de filtre i llet fresca.

Preparem un cafè dins una tassa d'uns 200 ml una mica escalfada, vaporitzem uns 150 ml de llet fresca sense aconseguir massa crema com en el caputxino sense sobrepassar els 62 graus de temperatura perquè és quan és més dolça i mesclar-ho.

Pel cafè vienès simplement canviaríem la llet fresca vaporitzada o encalentida per nata i podríem decorar-lo amb qualque salsa o amb xocolata amb pols.

Toni Vallcaneras © 

 

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha