¡Lo más vendido!

Promociones especiales

Proveedores

No hay proveedores

Blog Últimos comentarios

Todavía no hay comentarios.

Buscar en el Blog

Eventos

3er Módulo Curso Barista: Latte Art

3er Módulo Curso Barista: Latte Art Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 30, 2018  A  noviembre 30, 2018
2º Módulo Curso Barista: Todo sobre el espresso

2º Módulo Curso Barista: Todo sobre el espresso Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 29, 2018  A  noviembre 29, 2018
#ArabayAcademy
Curso completo Baristas

Curso completo Baristas Arabay Academy, de Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 28, 2018  A  noviembre 30, 2018
#ArabayAcademy
1er Módulo Curso Barista: Café verde & Brew

1er Módulo Curso Barista: Café verde & Brew Arabay Coffee

Leer Mas..

noviembre 28, 2018  A  noviembre 28, 2018
#ArabayAcademy
Taller Brew o café en filtro

Taller Brew o café en filtro Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 30, 2018  A  octubre 30, 2018
#ArabayAcademy
Cata de Café

Cata de café Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 23, 2018  A  octubre 23, 2018
#ArabayAcademy
3er Módulo Curso Barista: Latte Art

3er Módulo Curso Barista: Latte Art Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 19, 2018  A  octubre 19, 2018
#ArabayAcademy
2º Módulo Curso Barista: Todo sobre el espresso

2º Módulo Curso Barista: Todo sobre el espresso Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 18, 2018  A  octubre 18, 2018
#ArabayAcademy
Curso completo Baristas

Curso completo Baristas Arabay Academy, de Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 17, 2018  A  octubre 19, 2018
#ArabayAcademy
1er Módulo Curso Barista: Café verde & Brew

1er Módulo Curso Barista: Café verde & Brew Arabay Coffee

Leer Mas..

octubre 17, 2018  A  octubre 17, 2018
#ArabayAcademy
Los primeros cafés del mundo

Los primeros cafés del mundo

 (0)    0

  Novedades

¿Un café?

Todo tiene un comienzo y un porqué. Tras muchos días, semanas y meses, Kaldi, un pastor de Abisinia, de guardar el rebaño de cabras de un convento de la península arábiga, se dio cuenta de que cuando las cabras pacían cerca de la montaña, estas subían a una zona alta donde había unos arbustos que hacen un fruto rojo, les encantaba aquel fruto y las llenaba de energía y felicidad.

Cuando se encontró con el prior, Kaldi le comentó su experiencia y el superior enseguida impulsado por la curiosidad ordenó que le trajeran unos cuántos frutos para ver si realmente inducían un cambio de comportamiento a quien los comía. Al probar el fruto directamente y también como infusión, les gustó tan poco que lo escupieron y lo echaron, incluidos los restos, al fuego. Aquel desperdicio en el fuego, al cabo de unos minutos, ofreció un aroma y fragancia antes nunca sentidos, volvieron a probar de nuevo el fruto tostado, del cual ya sólo quedaba el hueso o grano, y tal cual no gustó, pero como infusión ya fue una otro cosa. Pronto se dieron cuenta que en las noches de vigilia y plegaria al Dios Alà, con esta bebida cada vez más lograda, las noches eran mes gratas y ligeras.

Aquella infusión fue llamada “qahwa” (fuerza y vigor), a partir de aquí el café fue muy utilizado en las comunidades musulmanas religiosas, en el siglo IX aparecen los primeros escritos (Al Razi, médico persa) nombrando el café. En el siglo XIII ya habían ideado buenos sistemas de siembra, recolecta y procesado en verde para después tostar el grano en el momento de tomar la infusión. En el siglo XVI el café ya era una bebida muy apreciada y popularizada a lo largo de Siria y Constantinopla, pero pasó por un proceso largo, desde una bebida religiosa o estimulante para los guerreros de la época del mundo islámico, hasta prohibir su exportación, se guardaba secretismo sobre el proceso que conducía a tan apreciada bebida, aun así debido a la expansión e invasión hacia Africa, Asia y Europa, el café empezó a esparcirse por todas partes.

Durante mucho tiempo toda la producción de café verde provenía de Etiopía y Yemen hasta que en 1690, unos marineros holandeses consiguieron robar una planta de Cafeto de la costa arábica de Moka, de la que se dice que es la madre de todos los cafetales. Turquía y Venecia fueron de las primeras ciudades donde se consumió café de manera pública en reuniones o encuentros sociales donde no se utilizara como medicina, todavía perdura la cafetería Florian fundada al 1720 en Venecia.

Seguramente como se cataron los primeros cafés ya fue muy similar al tipo de cata que ahora conocemos como cata brasileña o de café turco:

Ingredientes por una taza, 10gr. de café molido (grueso como el azúcar) y 250 ml de agua mineral.

Si café si puede ser de la variedad Arábica mucho mejor, puesto que le encontramos muchos más matices que un Robusta y si es además de origen africano de tueste suave... ¡espectacular!.

Ponemos dentro en una taza o bol el café molido y a continuación vertemos el agua previamente calentada hasta la ebullición, dejamos reponer 2 minutos y con una cuchara retiramos la costra y husmeamos las fragancias espectaculares que salen al romper dicha capa, que rechazamos. Ya podemos beber el café muy poco a poco teniendo en cuenta no llegar al café molido del fondo de la taza, que nos daría mal gusto.

 (0)    0

Los comentarios están cerrados para este post